Los contrastes mundiales en la protección a la naturaleza

Foto: Pixabay

Desde 1972, este 18 de octubre se celebra el Día Internacional de la Protección a la Naturaleza, misión que presenta muchos contrastes a nivel mundial, pues son pocos los países que han asumido su responsabilidad en el cuidado del medioambiente.

 

La situación que se vive a nivel mundial con el cambio climático producto del poco o nulo respeto a la naturaleza ya tiene tintes muy alarmantes, que provocarán un futuro poco alentador, sobre todo para las nuevas generaciones.

 

Son muy pocas las naciones que se pueden considerar sostenibles en estos momentos y en este grupo debemos destacar a Suiza, que ocupa el primer lugar en el ranking debido a su buena calidad del aire, recursos hídricos y la preservación de las áreas naturales.

 

 

 

 

Luxemburgo es otro de los países que destacan en protección a la naturaleza, contando con altos niveles en calidad del aire, agua y programas enfocados a hacer crecer la agricultura y su biodiversidad.

 

Con políticas que impulsan el cuidado de los recursos hídricos, el agua y la agricultura aparecen naciones como Holanda, Singapur y República Checa; sin embargo, esto es poco ante los países que no han asumido su responsabilidad.

 

En contraste, encontramos a países de primer mundo como los principales responsables de las emisiones contaminantes que más afectan al medio ambiente y que menos acciones a favor de la naturaleza tienen.

 

Y en esta lista aparecen naciones como Estados Unidos, China y Rusia, este último país por mantener el uso de energías sucias a base de carbón, situación que se puede ver en naciones latinoamericanas como México.

 

Aunque nuestro país aparece en la posición 13 de naciones con menos interés en preservar la naturaleza, es importante señalar que México va en contra de las acciones que se han emprendido a nivel mundial para frenar el cambio climático.

 

La necedad del Gobierno Federal de basar su estrategia energética en componentes contaminantes y arcaicos, dejando fuera energías renovables, contribuyen al problema que se vive mundialmente, que parece lejos de tener una solución.

 

 

Ante este escenario, solo queda en la sociedad generar consciencia sobre lo que se está ya viviendo en planeta con el cambio climático, pues parece que este tipo de problemas no están en la agenda de gobernantes que anteponen la política al cuidado de la naturaleza.

Notas Relacionadas