Regreso a clases total aumenta riesgo de rezago educativo

Foto: Enfoque

La Secretaría de Educación Pública (SEP) ha determinado que a más tardar a final de mes, se autorizará el regreso a clases presenciales de todos los alumnos en todos los niveles de educación, tras haberse manejado en estos meses un formato de educación híbrido.

 

De esta manera, los estudiantes que han preferido mantenerse con clases a distancia se verán obligados a regresar a las aulas, pues no tendrán otra opción para continuar con su formación académica, algo que -aunque se piense lo contrario- puede provocar un rezago académico.

 

 

Y es que los estudiantes que en estos momentos se mantienen tomando clases a distancia para evitar contagios de COVID-19 serán los más afectados con este regreso total a las aulas, ya que no recibirán las herramientas para mantenerse en clases desde casa.

 

Actualmente, los alumnos del sistema público que han preferido las clases desde casa reciben un cuadernillo para que, semanalmente, lleven a cabo las actividades escolares que los profesores les pongan, dejándolos a su suerte y generando que se vayan atrasando en su educación.

 

Con el regreso a clases presenciales, es muy probable que los estudiantes que mantengan su postura de mantenerse estudiando desde casa ya ni siquiera recibirán este cuadernillo de actividades, lo que se puede tomar como una manera de ejercer presión para que regresen a las aulas.

 

Pese a que la SEP y el Gobierno de México insistan en decir que el objetivo del regreso a clases es evitar un mayor rezago, estarán condenando a un retraso mayor a todos esos estudiantes que decidan seguir manteniendo distancia.

 

De destacar es que para final de mes, seguramente tampoco habrá iniciado la vacunación de menores con comorbilidades, por lo que padres de familia seguirán en su postura responsable de evitar algún riesgo de contagio para sus hijos en las aulas.

 

 

Además, todavía se ve muy lejana la posibilidad de que los menores de edad mexicanos reciban la vacuna anticovid, por lo que los estudiantes se convierten en posible factor de un rebrote de contagios durante el regreso total a clases.

 

Lo anterior, sin mencionar que las escuelas del país aún no están preparadas para recibir al total de sus alumnos, pues resulta imposible que se logre mantener una sana distancia entre los niños, provocando un riesgo innecesario de contagios.

Notas Relacionadas