La FGR cita a comparecer a los primeros científicos en calidad de indiciados

Foto: Conacyt

Tras ser acusados de peculado, delincuencia organizada, lavado de dinero y uso ilícito de atribuciones y facultades, la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO) pidió la comparecencia, esta semana, de cinco de los 31 científicos y exfuncionarios del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, en calidad de indiciados.

 

Esta primera presentación de los exfuncionarios del Conacyt ante la FGR sería para darles a conocer la carpeta de investigación y las acusaciones abiertas de oficio en su contra.

 

De acuerdo con la FEMDO, los primeros citados a comparecer ante la FGR son Rafael Pando Cerón, exdirector de Planeación, Evaluación y Seguimiento Tecnológico y secretario técnico del Fondo Sectorial del Conacyt, y Patricia Zuñiga Cendejas, exsecretaria técnica del Foro Consultivo; sin embargo, por un brote de COVID-19 las citas fueron reagendadas.

 

Luego de establecer los cambios, mañana al mediodía deberá declarar ante la FGR Gabriela Dutrénit Bielous, coordinadora del Foro Consultivo y Científico y Tecnológico entre 2012 y 2014 y académica de la UAM-Xochimilco.

 

Asimismo, el 7 de octubre deberá comparecer José de Jesús Franco López, exdirector del Instituto de Astronomía de la UNAM y ex coordinador general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, así como Julia Tagüeña Parga, ex coordinadora general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico y ex directora adjunta de Desarrollo Científico del Conacyt.

 

Los hechos datan del 10 de julio de 2020, cuando Rosenda Cruz Vixtha, apoderada legal del Conacyt, presentó una denuncia en agravio del patrimonio del Conacyt. La investigación de la FGR encontró delitos penales como peculado, uso ilícito de atribuciones y facultades, operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

 

La Fiscalía informó que los científicos y exfuncionarios del Conacyt desviaron más de 471 millones de pesos de recursos públicos a gastos personales, los cuales fueron transferidos a través de dos fondos, de ser hallados culpables podrían ser sentenciados de 20 hasta 40 años tras las rejas.

 

En total fueron 31 científicos quienes gastaron dinero público en una casa residencial, viajes internacionales y nacionales, sueldos, impuestos, así como para el pago de cuotas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aportaciones para el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) y el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

 

El recurso también fue gastado en banquetes, gasolina para autos particulares, servicio de telefonía móvil, servicios de tintorería, seguros y fianzas, entre otros gastos completamente ajenos a los previstos en las Reglas de Operación del Conacyt (FOINS) y en los Lineamientos del Programa de Apoyos para Actividades Científicas, Tecnológicas y de Innovación (Programa Presupuestario F 002).

 

Por último, la FGR explicó que la ilegalidad radica en que dichos recursos estaban destinados “exclusivamente a aquellos proyectos de apoyo de investigación científica y tecnológica, desarrollo tecnológico e innovación”; sin embargo, fueron destinados a servicios y actividades ajenos a ello.

Notas Relacionadas