“El rincón de las vírgenes”, legado de la verdadera comedia negra mexicana

Si hacemos un poco de memoria, no todas las cintas de humor mexicanas han sido de cosquilleo forzado en un tono de pastelazo y caída con cáscara de plátano, por el contrario, México tiene una tradición en la comedia que se remonta a la Época de Oro, con tremendos comediantes como Tin Tan, Cantinflas, Manolín y Shilinsky, Joaquín Pardavé y otros tantos que han puesto el nombre de nuestro país muy en alto.

 

Hoy le quiero hablar de una cinta mexicana de comedia, pero comedia negra con destellos de drama ranchero que data de 1972, me refiero a “El rincón de las vírgenes”, un filme dirigido por Alberto Isaac, que tiene a grandes personalidades de la actuación en su reparto, como el protagonista Emilio “Indio” Fernández, quien cumple con un tremendo papel convirtiéndose en Anacleto Morones o El Niño Anacleto, Alfonso Aráu quien personifica a Lucas Lucatero, Rosalba Brambila en el papel de Leona y a Carmen Salinas como Pancha Fregoso.

 

Uno de los tantos atractivos de este fantástico filme es que se trata de una adaptación a dos cuentos de Juan Rulfo, “Anacleto Morones” y “El día del derrumbe”, donde a grandes rasgos, nos narran la historia de un curandero y su séquito, quienes llegan a un pueblo mexicano a ejercer la medicina alternativa y que por obra del destino consiguen curar de sus males a la esposa del presidente municipal de la región, por lo que son arropados por el político y se les permite ejercer en la zona.

 

El curandero, Anacleto Morones, consigue propiciar un culto a su persona, por los constantes aciertos en sus tratamientos, de los cuales algunas personas consideran milagros, sin percatarse de que el hombre es un sátiro que busca con sus tratamientos desvirgar a las adolescentes bonitas del pueblo y sus alrededores.

 

El humor a veces involuntario, por su gran parecido con la realidad que incluso hoy en día vivimos, permite al director detonar el potencial de un personaje con la riqueza del Anacleto Morones, que por cierto está fabulosamente interpretado por Emilio “Indio” Fernández y ni qué decir de su subordinado Lucas Lucatero, también magistralmente encarnado por Aráu.

 

Más allá de la crítica al fanatismo popular y sus efectos sociales y hasta políticos, el relato de Alberto Isaac repara en detalles tan finos como el cine comentado en los pueblos, que precisamente es el primer trabajo de Lucas y la venta de remedios herbolarios, muy populares incluso hoy en día.

 

El filme, disponible en la plataforma Youtube y otras de video bajo demanda, resulta un verdadero deleite, digno de recomendar, que estoy seguro le va a permitir reinterpretar el cine de comedia mexicano y divertirse un rato, aunque debo comentarle que no es un filme apto para menores de edad, pues tiene algunas escenas de desnudos.  

 

Sólo le recuerdo que la imaginación se disfruta más en la oscuridad del cine, así que no deje de asistir a su sala favorita. Para dudas, comentarios o sugerencias escríbame al correo electrónico trejohector@gmail.com o sígame en mis redes sociales “Cinematografo04” en Facebook y Spotify, así como “Cinematgrafo04” (sin la “ó”) en Twitter.

Notas Relacionadas